Ir a contenido
Está usando una versión antigua de su navegador. Este sitio web no está preparado para su visualización en navegadores obsoletos.
Por favor, por su seguridad, instale un navegador más actualizado y seguro.

Navegador Internet Explorer 8  Navegador Google Chrome  Navegador Mozilla Firefox
 

Quién soy

Soy Álvaro Remesal, un artesano del software especializado en las aplicaciones web y el mundo online.

 

Desde pequeño sentí fascinación por los ordenadores, esos trastos grises con una televisión encima que sólo mostraba letras verdes brillantes, y de lo que con ellos podía hacerse: editar textos, aprender mecanografía, llevar una contabilidad... y programar esas acciones.



Desde que fui capaz de asimilar lo que era programar un ordenador quise crear aplicaciones, probé el VRML, como todos los que vivimos nuestra juventud en los 80 y 90 probé BASIC, y al final caí en la Universidad, donde me metí totalmente en harina aprendiendo a programar en C. Esa época universitaria coincidió con mi época rebelde y con la época en que conocí Unix y, casi a la vez, Linux. Empecé a interesarme por la filosofía de código abierto, recuerdo estar entusiasmado por el hecho de poder leer el código de los grandes hackers de C y poder aprender de ellos.

 

Orienté mi carrera hacia el desarrollo de software, y desde hace algo más de siete años, hacia el desarrollo de aplicaciones web, coincidiendo con el boom del ADSL en España... y al ver que algunas .com habían podido sobrevivir al estallido de la burbuja.

La programación como arte

El código, además de arte artesano, es el alma que mueve nuestros ordenadores. Es arte vivo.

Desde siempre he considerado la programación como una especie de artesanía; usando unos elementos existentes y disponibles para cualquiera (lenguajes, compiladores, servidores, metodologías...) cada persona los junta y combina para crear algo único, distinto a cualquier otra aplicación, con su toque personal. Una artesanía que requiere de la práctica constante, día a día, para mejorar y crecer desde aprendiz hasta maestro artesano. 

 

 

Al final, considero que el desarrollo de software no trata de fabricar instrumentos o herramientas, sino de crear piezas que encajan en la vida de otras personas, haciéndosela más fácil, más productiva o más divertida. Un bloque de código que en ocasiones es feo, en ocasiones bonito, pero siempre es además algo útil, algo que funciona, el alma de esos aparatos llamados ordenadores, esta es la magia de este arte.

 

Y el desarrollo de aplicaciones web en concreto hace que estas piezas de software puedan llegar a, literalmente, todo el mundo.

 

¿Dónde encontrarme?

 

Twitter

LinkedIn

AboutMe

CVGram

Ideas Inspiradas

Barrapunto

GitHub



Creative Commons License Esta web http://alvaroremesal.net , su contenido, texto e imágenes está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España.

2017 - Álvaro Remesal Royo   Avisos legales

logo-acms